Hacer webs más rápidas sin que lo sean

*Traducción libre y resumida de los textos “The Perception of Performance” de Luis Vieira y “3 Tips To Make Your Application Feel Faster” de Annarita Tranfici.

Cuando hablamos de web, la percepción es una mezcla de las expectativas del usuario, la usabilidad y el rendimiento de los sitios. Desde este punto de vista, un buen diseño puede producir sensaciones de satisfacción en el usuario, mientras que un diseño pobre puede ser percibido como lento, aunque el producto cuente con un buen rendimiento técnico.

Cuando la percepción del performance –o rendimiento– es mejor que las expectativas del usuario, la satisfacción será mayor. Y funciona igual en el sentido contrario: una percepción menor a la expectativa generará satisfacción baja. Esto se conoce como la Primera ley del Servicio, de David Maister.

¿Qué influye en las expectativas del usuario?

El paso del tiempo carece de sentido si no tenemos una referencia con la cual compararlo. Sin referencias de experiencias anteriores o similares la percepción es engañosa. De ese modo, lo que establecemos en la memoria como expectativa marcará el límite de tolerancia, y cualquier lapso de tiempo que se encuentre por debajo de ese límite será juzgado como lento.

Un punto importante para considerar es que las expectativas de los usuarios pueden verse influenciadas por cualquier fuente, y se le da mayor peso a ideas preconcebidas que a la ciencia o la ingeniería.

Entonces, cuando Google dice que todos los sitios deben cargar en menos de 1 segundo, esto realmente influye en las expectativas de los usuarios, y conforme estos datos se difunden, tienen mucha probabilidad de convertirse en un estándar.

Por lo cual es realmente importante identificar cuáles son los estándares actuales, cómo se midieron, cómo llegaron a establecerse y, si es necesario, qué medidas correctivas debemos tomar para llegar a cumplirlos.

Pero hay que tener en cuenta algo: como la percepción es altamente susceptible a la distorsión, aquello que los usuarios perciben puede ser diferente al performance real del producto.

¿La experiencia de usuario (UX) influencia el performance?

En 2001, Christine Perfetti y Lori Landesman publicaron un estudio donde invitaban a revisar si había una relación directa entre el tiempo de carga de una página y la usabilidad. Su hipótesis decía que los sitios con mayor velocidad de carga eran considerados más usables y resultaban mejor puntuados.

Cuando los resultados fueron analizados las investigadoras encontraron que no había una correlación entre la velocidad de carga y  aquello que el usuario percibía como rápido. About.com estaba puntuado como el sitio web más lento del estudio, pero de hecho era el más rápido: su tiempo medio de carga era de 8 segundos (algo muy veloz para 2001). Del mismo modo, Amazon.com fue puntuado como el más rápido, pero su carga promediaba 36 segundos.

Lo que el estudio encontró fue una correlación directa entre el tiempo de carga percibido y la finalización de las tareas. Cuando los usuarios podían completar las tareas, percibían que el tiempo de carga era más rápido. Por el contrario, si los usuarios no podían encontrar lo que buscaban en el sitio, lo calificaban como lento.

¿Cómo perciben el tiempo los usuarios?

Muchas de las mediciones que hacemos a diario no se hacen con instrumentos físicos sino desde aproximaciones mentales subjetivas.

Entender que la habilidad del usuario para detectar diferencias en el tiempo es demasiado importante al momento de definir objetivos del performance. Usted necesita saber si el objetivo que persigue será realmente perceptible por el usuario, o de lo contrario el ROI (retorno de la inversión) de sus esfuerzos será bastante cuestionable.

Por el otro lado, también es importante saber cuánto déficit del performance está permitido antes de que el usuario pueda percibirlo.

La ley del 20%

Basados en investigaciones sobre timing (cronometraje) en humanos, una regla de oro para la medición de tiempo es usar un radio de 20% de la duración en cuestión.

Poniéndolo en términos sencillos se trata de esto: para crear una optimización del performance que sea perceptible, la mejoría debe ser de por lo menos 20%. Entonces, si su página carga en 10 segundos, debe hacer que cargue en 8 segundos, o menos, para que la mejoría sea percibida. Así, si su página carga en 4 segundos, el déficit del performance permitido será de 0.8 segundos.

Si desea ser más rápido que su competencia, determine cuál es el porcentaje de carga de la página de la competencia y aplique la regla del 20%.

Trucos de diseño para la percepción de la velocidad

Aquí presentamos tres técnicas que no aumentan la velocidad de respuesta de una aplicación, pero hacen que la percibamos como más rápida, sin alterar la infraestructura.

¿Cómo es esto posible? La respuesta es simple: Dar a los usuarios una ilusión de velocidad y respuesta rápida, incluso si tenemos una conexión lenta.

1. Retroalimentación instantánea

En la aplicación de búsqueda de Google, cuando tocamos el control de la interfaz de usuario, la interfaz cambia automáticamente. Esto hace que el usuario sepa (realmente “le hace creer”) que su acción ha tenido efecto.

Los usuarios necesitan algo que les indique que su acción ha surtido efecto. Estudios han demostrado que los seres humanos tienen una “barrera mental” que les hace percibir como lentos los eventos que duran más de 100 milisegundos.

Esta es la razón por la cual las barras de progreso y las “imágenes de cargando” han aumentado. Para hacer que su sitio web –o aplicación– sean percibidos como más veloces, necesita hacer que sus botones respondan inmediatamente al toque del usuario y den una indicación visual de que algo está sucediendo.

Google usa animaciones efectivas que convencen al usuario de que las cosas se están cargando, incluso cuando no lo hacen. Cuando un usuario  hace clic sobre un enlace, comienza la animación de la barra azul y luego se efectía la petición al servidor. Incluso cuando nos desconectamos nuestra red, la aplicación continúa haciendo lo mejor para asegurarnos de que todo está bajo control.

Sea usted desarrollador o diseñador, su objetivo no sólo debe ser crear un sitio web rápido matemáticamente, sino también rápido desde la experiencia.

Cargando32. Realizar tareas en segundo plano

Siempre que pueda intente realizar acciones en segundo plano cuando los usuarios no estén prestando atención. Luke Wroblenski presenta en Instagram el ejemplo perfecto para este tema:

La aplicación de Instagram comienza a subir imágenes y videos al servidor mientras el usuario está ocupado escribiendo un título, una descripción, y está etiquetando amigos.

A través de cambios visuales (una barra de progreso) Instagram le da al usuario la impresión de que todo sucede muy rápido. De ese modo, cuando usted presione el botón “compartir” no se habrá dado cuenta del tiempo que su imagen tomó en subir, y lo percibirá como instantáneo.

3. Contenido de prueba o dummy content

Si la conexión de un usuario es lenta, la aplicación puede tardar mucho hasta que la pantalla se llene de contenido.

No hay duda de que permitir que un usuario se quede mirando una pantalla en blanco con una barra de progreso, o una rueda dando vueltas, aumenta la tasa de rebote.

Para mantener a los usuarios atentos y a la espera, usted puede utilizar contenido de prueba que simule el diseño que aparecerá luego.

Por ejemplo, el sitio web de Facebook muestra bloques grises y líneas para representar imágenes y texto mientras se realiza la carga. Una vez finaliza la carga, los bloques y líneas son reemplazados por las imágenes y los textos reales. En términos técnicos, esto no es más rápido que la página en blanco cargando (incluso puede hacer más lenta la carga), pero en la mente del usuario se siente más rápido.

Conclusiones

Los grandes magos no necesitan misteriosos poderes de otro mundo. Ni siquiera necesitan equipos profesionales o gran rapidez en el montaje. El mejor truco de un mago es el arte de la distracción. La habilidad para lograr que la audiencia mire su mano izquierda mientras su mano derecha guarda una moneda en su bolsillo.

Su experiencia de usuario se puede beneficiar si le da un enfoque similar. Así, su sitio tendrá más usuarios satisfechos mientras obtiene una tasa de rebote inferior.

perfil-plav

Por: Juan Plata

Diseñador Visual
@Juanplav

.