¿Cómo escoger el software más indicado para su propio e-commerce?

Continuamos con nuestra serie de artículos dedicados al comercio en línea.

Recuerde que el concepto e-commerce es simple: ofrecer y vender productos y servicios en internet a compradores potenciales.

En la actualidad hay cuatro formas de implementar ventas online: por medio de un marketplace, redes sociales, chat y software de e-commerce.

Tal vez le pueda interesar: Pros y Contras de un e-commerce propio.

Este artículo se centrará en las variables para elegir un software de e-commerce que sea el indicado para las necesidades y expectativas de su negocio.

Un ecosistema digital está compuesto por diferentes ‘canales’, que son los mecanismos para impactar y relacionarse con los clientes. Estos canales en realidad son softwares especializados en actividades y objetivos específicos y se administran por separado. Por ejemplo: hay páginas web cuyo contenido se administra por medio de CMS, pero también hay páginas web con transacciones que requieren de un login y contraseña para consultas, acceso a aplicaciones internas o a bases de datos que sirven para conocer, por ejemplo, su última factura, saldos monetarios, acumulación de puntos en programas de fidelización, y hasta interactuar con terceros. Esta clase de sitios web se administran por medio de portales, que son más robustos e incluyen además el software CMS.

Del mismo modo hay sitios web que son tiendas en línea y permiten destacar cada producto o servicio, sus especificaciones, beneficios, precio, etcétera. También tienen un sistema de registro y permiten comprar (transferir dinero entre cuentas), emitir facturas y ordenar el despacho de la mercancía. A este tipo de software especializado lo llamamos un e-commerce.

En el mercado hay una oferta extensa. Pueden ser gratuitos o de código abierto, pagos, licenciados a perpetuidad, o por mensualidad. Entre los más populares están WooCommerce, Magento, PrestaShop, Shopify y VTEX.

Para elegir entre tanta oferta tenga en cuenta algunas variables.

Primero, considere asuntos como cuánto aspira o necesita vender, cantidad de productos o servicios que ofrecerá, inventarios disponibles y número de unidades por pedido. También tenga en cuenta su ciclo de ventas.

Segundo, contemple un software que le permita hacer la mayor cantidad de etapas del proceso de administración, como hosting, diseño y experiencia de compra, modificación de precios, integración fácil con plataformas de pagos, herramientas de marketing y reportes.

También revise que el software permita hacer promociones, empaquetar productos, regalar a terceros y reflejar su programa de fidelización.

Recuerde que la experiencia de compra es todo, por lo tanto póngase en los zapatos de su comprador y corte pasos en el proceso de compra. Un buen diseño lo ayudará mucho en esta labor, especialmente para hacer ventas a través de teléfonos móviles, gracias a un diseño responsive o adaptativo.

Tenga en cuenta que al realizar transacciones necesita que el software le brinde seguridad, como por ejemplo certificados SSL/TLS. Adicionalmente que la integración con su aliado de pagos sea fácil, rápida y segura.

Nuestra recomendación es elegir un software que sea sencillo y simple de implementar y administrar. Entre menos tiempo se ocupe de la parte técnica, mayor tiempo podrá disponer para enfocarse en hacer que el negocio funcione.

En Pacífica conocemos a profundidad los detalles necesarios para poner en funcionamiento una tienda en línea, además del reto que representa atraer público y compradores potenciales a ella. Si necesita ayuda o consejo no dude en hablar con nosotros.